Saltar al contenido

La Vuelta a Casa

¡Se acabaron las vacaciones!

Ha llegado septiembre, y vuelve la rutina para toda la familia. Se acabaron las vacaciones. Los miembros de cuatro patas también retoman sus horarios de salidas y sus rincones favoritos.

En nuestro aterrizaje en el día a día , no podemos olvidar las atenciones que ellos necesitan. Quizás la estrella del Otoño sea la Leishmania. Una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito flebótomo, que puede llegar a ser mortal. En Extremadura esta enfermedad es endémica. Desde ahora hasta finales de noviembre o diciembre es el mejor momento para acudir a nuestro veterinario y hacer un sencillo test de sangre y detectar la presencia de anticuerpos. Acabada la temporada de actividad del mosquito, se detectan los casos de picadura reciente. Sólo un diagnóstico precoz puede combatir eficazmente esta enfermedad letal.
Actualmente, existe en el mercado una vacuna contra la Leishmania, consulta a tu veterinario.

Podemos aprovechar esta misma extracción de sangre para hacer una analítica más completa y detectar también otra enfermedad en alza transmitida por otro mosquito de presencia veraniega: la Filaria o gusano del corazón. Dado que ambas son enfermedades de curso muy lento, y con sintomatología tardía, estos simples análisis son básicos para detectar casos en fase muy temprana, que son los que mejor responden a los tratamientos.
Siguiendo con nuestras tareas de “principio de curso”, tampoco podemos olvidar las necesarias desparasitaciones de nuestros peludos, tanto internas como externas.

 

Se Acabaron las Vacaciones Blowearts Además…

Cuando el calor disminuye, hay menos garrapatas, pero es la mejor época del año para las pulgas, que necesitan temperaturas medias y humedades altas. En este sentido, las desparasitaciones externas, en sus diversos formatos (pipetas, collares, esprays…), son fundamentales.

Por su parte, las desparasitaciones internas deben ser periódicas toda la vida del animal (como mínimo cada tres meses) y siempre preventivas. Nunca debemos esperar a ver parásitos en las heces de nuestro perro o gato para dar un producto antiparasitario. Esto es importante tanto para la salud de nuestro compañero como para la nuestra propia, ya que algunos de estos parásitos pueden ser transmisibles a las personas, cosa que nunca ocurrirá si está correctamente desparasitado.

Por supuesto, tendréis que estar también atentos al calendario de vacunaciones. Siempre, a lo largo de toda la vida de nuestro animal (perro, gato, hurón, conejo…) debe ser vacunado periódicamente. La crisis económica ha provocado que muchos dueños no sean tan escrupulosos con esto como antes, pero debemos hacer este esfuerzo, por su salud y por nuestra obligada responsabilidad para con ellos. Recuerda que, desde hace un par de años, la vacuna antirrábica es también anual.

 

Y por último…

Por último, si durante vuestras vacaciones, vuestro pequeño ha necesitado atención veterinaria, no olvidéis mencionárselo a vuestro veterinario habitual cuanto antes. Él podrá hacer un seguimiento de lo ocurrido e incluirlo en su historial.
Con todas estas tareas al día, la vuelta al cole será todo un éxito. Estaréis preparados para disfrutar juntos de la llegada del Otoño.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies